En un partido lleno de polémicas, Banfield derrotó a Quilmes

Banfield y Quilmes llevaron a cabo un duelo donde la fricción y las polémicas primaron por sobre el fútbol. Sarmiento y Cvitanich marcaron los goles. Ramírez y Escobar se fueron expulsados en la visita.

Foto: La Nación


En un partido muy caliente, el Taladro sufrió más de la cuenta pero terminó llevándose el triunfo. Quilmes, que contó con muchas chances de gol, volvió a caer y por si fuera poco, tuvo dos expulsados y un penal a favor que Federico Andrada desperdició.

Ambos equipos venían con la necesidad de la victoria. Banfield venía de caer por 3-1 frente a Godoy Cruz y debía ganar para seguir peleando en la lucha por clasificar a la Libertadores. Por su parte, Quilmes venía de seis derrotas consecutivas y debía sumar sí o sí para aliviarse al menos un poco con los números del promedio.

Ya apenas comenzado el encuentro, Quilmes parecía dominar el encuentro generando algunos peligros pero sin tener esa puntada final en ataque. Cuando iban 17 minutos del primer tiempo, tras un centro de la derecha, la pelota dio en la mano de Cvitanich, pero no fue advertida por Herrera. A los 30, tras una infracción polémica de Sarulyte sobre Bertolo, el árbitro sancionó penal para el local que Sarmiento transformó en gol. Minutos más tarde, a los 42, Gabriel Ramírez le entró muy duro con la plancha a Sperdutti y vio la tarjeta roja.

El segundo tiempo, Quilmes se desordenó en todo el campo dejando a Banfield muchas oportunidades de liquidarlo, pero la imprecisión no se lo permitió. Sin embargo, cuando promediaba la segunda etapa, un remate de Andrada fue tapado por la mano de Civelli y tuvo en sus pies la posibilidad de darle la igualdad al Cervecero desde el punto penal, pero Hilario Navarro, adelantándose unos pasos más de lo que permite el reglamento, controló el disparo y mantuvo el cero. 

Minutos más tarde, tras una dura infracción de Matías Pérez Acuña, se armó un tumulto que desencadenó la expulsión de Matías Escobar en el equipo de Cristian Díaz. De esta forma, el conjunto visitante quedaba con nueve jugadores y echado a la suerte. Mientras tanto, los locales seguían llegando con peligro pero sin concluir bien las chances que Quilmes le dejaba. Pero a los 41, en una de las tantas contras que tuvo, tras un remate que dio en el travesaño, Cvitanich le dio el 2 a 0 a Banfield.

De esta forma, el Taladro llega a 36 unidades y se ilusiona con jugar la Copa Libertadores. El Cervecero sigue sin encontrar el rumbo y acumula siete derrotas en fila. Se encuentra al borde del descenso y esperando por un milagro.









Por: Federico Gomez // TW: @FedeGomez78




Relacionadas

Siguiente
« Siguiente
Previa
Siguiente »