Temperley y Olimpo igualaron en el comienzo de la novena fecha

En un partido que enfrentó a dos equipos que pelean por evitar el descenso, el tanteador quedó en blanco y se repartieron un punto para cada uno. 
FOTO: @SC_ESPN

Temperley -que lleva tres partidos sin convertir goles- y Olimpo -que suma 14 partidos sin ganar de visitante- contaron en el campo de juego que no les va bien. Aburrieron en un empate que no les cambia el escenario: los dos siguen en zona de descenso.

Son días complejos en la vida de Temperley. El lunes renunció su presidente Hernán Lewin por las repetidas amenazas a cargo de la barra brava. Su despedida generó un vacío y una confrontación: por un lado, los socios; por el otro, la barra. El partido de ayer, más allá de su relevancia en la ardua lucha por la permanencia, se jugó fuera del campo de juego. Antes del partido fue detenido un integrante de la barra, el Chancho Ezequiel Salega. Según informaron fuentes policiales, se lo acusa de extorsionar a Lewin. La barra le reclamaba al presidente 70.000 pesos por mes, 600 bonos por partido, el manejo del bufet e indumentaria oficial para vender.


También por esa cuestión y por otras, cinco de los principales barras no pudieron concurrir ayer al Beranger. Se trata de El Payaso Víctor Rodríguez (el líder desde marzo de 2015), Pipi Héctor Ovando, El Paraguayo Héctor Caballero, Carlos Cruz y Angel González. Sin embargo, Los Inmortales del barrio San José -el nombre que recibe la barra- estuvieron en el estadio, pero sin banderas. Allí, hecho canción, escucharon el mensaje del resto de los hinchas de Temperley: “El club es de los socios / el club es de los socios”. También desde el campo de juego hubo manifestaciones: jóvenes de diversas actividades mostraron una bandera con tres palabras: “Temperley es familia”. Y otra, más pequeña, decía: “No a la violencia”. Mensaje inequívoco para esa barra que se quedó sola.

FUENTE: Clarín

Relacionadas

Siguiente
« Siguiente
Previa
Siguiente »